martes, 3 de julio de 2012

Mi Viejo Mandil



No, realmente no es mi mandil, en la G:.Logia de Cuba a diferencia de otros lugares no tenemos mandiles propios, eso sí, se nota que es cubano por el desgaste del tiempo y el trabajo fraternal, ese es nuestro orgullo.

Este viejo y deteriorado mandil, con el que seguramente no me dejarían entrar en muchas logias, así destartalado y feo, encierra un valor sentimental tan grande como la más preciada joya familiar.

Es cierto que muchos se avergonzarían de exhibir tal indumentaria, pero yo con toda seguridad si pudiera lo exhibiría orgulloso en cualquier taller del mundo, pues su valor sentimental lo merece.

Este anticuado y corroído mandil, en las logias de Cuba, es normal  su uso dada las circunstancias pues casi todos tenemos mandiles viejos o hechos recientemente por alguna costurera. Solo unos pocos “afortunados” llevan mandiles con hermosas telas traídas del extranjero, donde el mandil dicho sea  de paso, es propiedad  privada y su valor para un cubano es bastante alto. Por ejemplo, con lo que vale un mandil acá en España, hacemos un buen acto masónico-cultural  en logia o un regalo de material escolar para los  ahijados del Hospital Pediátrico de Centro habana, con toda seguridad.  Pero así con las cosas.

Este viejo mandil, tiene una sencilla pero sentimental historia, aunque los hay de más relevancia, este especialmente para mí, es “mi mandil”. Esta delicada y tierna pieza tiene sobre sus hombros y mejor dicho ha tenido en sus cinturas a hombres de una talla ética realmente ejemplarizante. Es parte fundamental de nuestra R:.Logia Cosmopolita”, ha visto y vivido los más grandes y trascendentales  hechos de nuestra historia, con más de 50 años, ha visto, vivido y sentido los más emocionantes acontecimientos  dentro y fuera de la logia, pues también nos ha acompañado a rendir tributo a nuestros Hh:. y familiares en el Panteón de la Logia. Es decir este viejo mandil es parte de nuestras vidas masónicas.

Lo usaron los fundadores y  exMM:. del taller, luego los que pude conocer como Rigoberto Sánchez, Rigoberto Martínez, Vicente Saez ( mi padrino), Juan Quevedo, Rafael M. Ramírez, Juan R. Castellanos , Dagoberto Gilber, Víctor , Francisco Sarria, Iván Cuz, y hasta yo. Perdón si involuntariamente olvido a algún apreciado H:. Todos ellos usaron con dignidad masónicas este mandil. Por último el magnífico y honorable Vicente Cruz, este venerable H:.cuya actitud y circunspección masónicas eran ejemplo para todos se lo cedió simbólicamente a su hijo, el VH:. Iván Cruz que lo usaba como preciado “regalo”. Este joven H:.cuya azarosa y aventurada  vida espero le haya llenado de enseñanzas, pues han sido muchos los obstáculos que ha tenido que vencer y la R:.Logia Cosmopolita, Mi Madre Logia a la que nunca podré olvidar,  me lo obsequiaron como muestra de fraternal afecto en mi última visita, ese día mis pocas palabras y mis lagrimas dijeron el resto.
Ahora mirando atras me vienen a la mente los que ya no  están" ,Bu Pa Win, Valero, Qirino, Mijenes y otros que desde la eternidad nos miran.

Por tal motivo y nunca olvidando a mis HH:. pues los llevo conmigo escribo estas líneas como muestra de fraternal y espiritual compromiso con ellos, y con este viejo mandil.

Gracias mis QQ:.HH:.


1 comentario: